sábado, 6 de noviembre de 2010

Relato corto y sin titulo

 Me ocultaba tras una capucha. Estaba sentada detrás del tercero. Pues este no quería que me vieran los presentes. Tras estar discutiendo sobre el problema que se les avecinaba. Hicieron una pausa de media hora. En ese momento le dije al tercero que necesitaba ir al servicio. Me acompaño hasta allí y me dijo que tenía que volver. Entre al baño. Al salir, había alguien esperándome. Estaba delante de la puerta de los baños de las chicas. Me quede petrificada. Se estaba acercando poco a poco Empecé andar hacia la sala de reuniones.



 

Pero de repente mi perseguidor me alcanzo, me agarro del brazo y me atrajo hacia él. En esos momentos no llevaba la capucha. Se acerco más a mí y susurro:
- Se quién eres...- , y dijo mi nombre. Pues solo dos personas sabían mi nombre: el tercero y el difunto cuarto. Cerré los ojos para no ver mas No me salí apalabra alguna. Al momento note sus labios sobre los míos y desapareció como una dulce brisa.
Me puse la capucha y camine hacia la sala. Al entrar me lleve una sorpresa. EL estaba allí sentado como si no hubiera pasado nada. El tercero notaba algo y me pregunto:
- ¿Te encuentras bien pequeña? -
- Sí, estoy bien. Puedes empezar. - , dije y me senté en mi sitio. El tercero empezó la segunda parte de la reunión. Notaba una mirada clavada en mí. Intuía quien era. Al terminar la reunión, pregunte al tercero por el nombre del hombre misterioso y me lo dijo. Al final supe su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario