domingo, 13 de febrero de 2011

Reflexión


¿Qué pasaría si un día desapareciera? ¿Alguien me echaría de menos? ¿Alguien lloraría por mi ausencia? ¿Alguien sería capaz de ir a buscarme? Se las respuestas a estas preguntas. Directamente diríais sí, pero en el fondo no lo haréis. Sois así y así seréis. Algunos me echarían de menos, otros pasarían como siempre. Una pequeña porción de la gente intentaría buscarme, pero se rendirán en el momento de frustración. No haríais nada. Seguiríais con vuestras vidas, dejándome en el olvido como siempre.

En algún un momento en la vida que te haces estas preguntas y no encuentras una respuesta clara. Es un sí, un no o depende. Con esto, llegas al conclusión de que estas solo o te sientes solo. No es así. Siempre habrá alguien ahí esperando. No sabes quién, pero ahí está en algún lugar del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario